FSC International – Forests for All Forever

Hechos y Cifras

200,363,287 ha certificadas
34,808 certificados de CdC
1,587 certificados de MF/CdC

Esperando sus aportaciones …

ETIQUETAS FSC, ¿CONOCES LA DIFERENCIA?
¿Qué significa cuando ves la etiqueta FSC en un producto?

© FSC G.D. / Arturo Escobar

Las etiquetas FSC pueden encontrarse en millones de productos de todo el mundo: desde papel higiénico a tu libro favorito, el cartón de leche de tu nevera, y otros productos alimentarios. Pero, ¿qué significa todo esto?

En pocas palabras, todas nuestras etiquetas te proporcionan una garantía de que el producto que estás comprando está hecho de madera procedente de fuentes responsables.

Existen tres tipos de etiquetas FSC de producto.

FSC 100%

La etiqueta FSC 100% significa que la madera del producto proviene en su totalidad de bosques certificados por el FSC. Las investigaciones indican que una tercera parte de todos los productos certificados por el FSC son FSC 100%. (Informe sobre la Encuesta del Mercado Global FSC 2014)

FSC RECICLADO

La etiqueta FSC Reciclado significa que toda la madera o el papel del producto procede de material recuperado (reutilizado).

FSC MIXTO

La etiqueta FSC Mixto significa que la madera del producto es de material certificado por el FSC, material reciclado o madera controlada. Aunque no está totalmente certificada por el FSC, la madera controlada no puede haber sido:

  • aprovechada de manera ilegal;
  • aprovechada en violación de los derechos tradicionales y civiles;
  • aprovechada en bosques en los que los Altos Valores de Conservación (AVC) se vean amenazados;
  • aprovechada en bosques convertidos a plantaciones o para usos no forestales;
  • aprovechada en bosques en los que hay plantados árboles genéticamente modificados.

¿POR QUÉ HAY TRES ETIQUETAS FSC?

Lo mejor de las etiquetas FSC de producto es que, una vez que las conoces, las verás por todas partes. No obstante, la obtención de madera es compleja y tenemos que supervisar en detalle cómo los productos van desde el bosque hasta la tienda. Así, detrás de cada etiqueta, trabajamos para garantizarte que el producto ha sido fabricado con materiales forestales procedentes de fuentes responsables.

Esperamos que algún día todos los productos lleven la etiqueta FSC 100%. Pero, por ahora, debemos ser realistas en términos de distribución versus demanda. Pero, a medida que elijamos cada vez más productos con certificación FSC, las empresas querrán satisfacer la demanda y trabajarán para obtener la certificación FSC.

Sea cual sea la etiqueta FSC de tu producto, puedes estar seguro de que estás respaldando un producto que no ha sido fabricado a expensas del bosque, los animales, las plantas y las personas que dependen de él. Así que mantén los ojos abiertos y busca la etiqueta FSC la próxima vez que vayas al supermercado, la tienda de muebles o la cafetería. Todos los días tomamos decisiones, y ahora, cuando veas cualquiera de las tres etiquetas FSC, puedes tomar una decisión que ayude a cuidar los bosques del mundo.  

¿Quieres ayudar a difundir el trabajo del FSC? Empieza por aquí.

Descubre cómo utilizar el logotipo y las etiquetas FSC.

¿POR QUÉ UN PRODUCTO CON CERTIFICADO FSC NO SIGNIFICA QUE LA EMPRESA ESTÉ CERTIFICADA POR EL FSC?

Toda empresa que quiera añadir la etiqueta FSC a cualquiera de los productos que fabrica debe recibir primero la certificación de cadena de custodia (CdC).Esta certificación prueba que está obteniendo materiales de bosques con certificación FSC y está siguiendo las mejores prácticas definidas por el FSC a lo largo del proceso de producción y la cadena de suministro.

Solo los productos que utilizan materiales certificados por el FSC pueden llevar la etiqueta de producto. Así que solo por el hecho de que un producto la lleve, no significa que todos los productos de la misma compañía estén hechos de materiales obtenidos de forma responsable. Es necesario comprobar los productos de forma individual para averiguar cuáles vienen de fuentes responsables y cuáles no, incluso aunque sea la misma empresa la que fabrique ambos productos.

Los distribuidores que venden productos que no han fabricado ellos mismos pueden solicitar el uso del logotipo FSC sin estar certificados. Únicamente pueden utilizar los logos para promover los productos con certificación FSC que venden.